CBSN

Indígenas mayas desentierran y limpian los restos de sus antepasados para disfrutar con ellos la comida de las almas

In the Uno TV section for CBS, you'll find relevant news of the day from Latin America, including "Todo en Uno," a one minute wrap-up of the day's news from Mexico, and commentary of Nacho Lozano- a satirical look at the latest news and political developments from Mexico.

Con devoción y cariño, indígenas mayas limpian los restos de sus familiares fallecidos. Visitan el panteón de "Pomuch" para acercarse a sus seres queridos, aunque estos hayan muerto. Todo para que asistan a la comida de las almas.

"Se les presenta unas comidas a ellos en la mesa para que regresen ese día, y en esta ocasión, pues son los pibipollos", afirmó el poblador Manuel Jesús Tun Canché.

Por ello, limpian cada rincón de los osarios, cajas donde los muertos descansan en el "más allá".

"Pues hay que prepararlo, limpiarlo, ponerle los paños limpios y limpiarles las cajitas, quitarle todo el polvo que trae", dijo el sepulturero Venancio Tuz Chí.

Hueso por hueso, don Manuel asea los restos de su abuelo, quien murió hace más de 40 años. Con una brocha les sacude el polvo, empieza por los más grandes, continúa con los pequeños y por ultimo limpia el cráneo.

Lo regresa a su lugar, pinta la sepultura y repite el proceso con otros familiares. Con lágrimas en los ojos, la señora Rosario hace lo propio con los restos de su madre.

"Pues son nuestros familiares, duele ver solo sus restos... los recuerda con mucho cariño.... sí los recuerdo, los recuerdo cómo eran antes de morir", manifestó la pobladora Rosario Caamal Balám.

Tras vestirla, con un nuevo manto adorna el sepulcro con flores y enciende una veladora para guiar su alma.

Este ritual, capaz de enchinarle la piel a cualquiera, es conocido en el mundo entero.

Por ello, turistas de todas partes llegan a Pomuch a conocer la tradición y aunque algunos lo consideran espeluznante, los pobladores de Pomuch tienen la convicción de continuarlo y la esperanza de que algún día sus restos también sean limpiados.